Proyecto de riego tecnificado beneficiará a más de 14 mil familias del país

Proyecto de riego

Cientos de campesinos en Imbabura asistieron a la presentación del Proyecto de Irrigación Tecnificada para pequeños y medianos productores y productoras (PIT),que ejecutará el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), durante cinco años, en 17 provincias del Ecuador.

Dennis García, Subsecretario de Riego y Drenaje, destacó que el propósito es lograr la tecnificación del riego por aspersión, microaspersión y por goteo, para evitar el desperdicio del agua en las zonas agrícolas del país. Ello contribuirá a mejorar los ingresos de más de 14 mil familias de pequeños y medianos productores, a través del fomento productivo y manejo sustentable del agua y suelos.

El proyecto tendrá financiamiento del Banco Mundial y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Se estima una inversión de 128,6 millones de dólares y una donación de 8 millones de euros de la Unión Europea.

Javier Ponce, titular del MAGAP, dijo que “es necesario desarrollar una cultura de aprovechamiento del agua. Hay que organizar el riego, poner los límites de uso, lo que obliga a una acción de carácter colectivo con la participación de las comunidades”. Agregó que se creará una escuela de riego para que se forme a ingenieros en riego y se desarrolle la investigación con nuevas tecnologías, para lo que se contará con la asistencia técnica del Ministerio Español de Agricultura.

Indu-John Abraham, representante residente del Banco Mundial en el Ecuador, destacó que “el riego  es el principal recurso  para producir el sustento de las familias y crear cadenas productivas para mejorar la calidad de vida de los campesinos y  así cumplir con dos objetivos básico: reducir la pobreza y las inequidades a través de una alimentación sostenible”.

Mayra Perugachi, presidenta del Consejo Sectorial Campesino de Imbabura, aseguró que solicitaron al MAGAP que “el tema de riego sea declarado a escala nacional en emergencia”. Añadió que el tema preocupa a los campesinos, precisamente, por la falta de democratización del agua  y por la disminución de los caudales por los estiajes.

Peter Schwaiger, encargado de Negocios de la Unión Europea, señaló que “es necesario proteger el ambiente con acciones de mitigación y transformar tierras áridas en parajes productivos, que es el propósito de este proyecto de irrigación a favor de pequeños y medianos productores”. La donación de 8 millones está dirigido a inversiones complementarias productivas como mecanización agrícola, asistencia técnica, construcción y equipamiento de centros de acopio, además para la construcción de plantas procesadoras de lácteos y hortalizas.

Víctor Fagilde González, embajador de España, destacó  la modernización  de las estructuras de riego en su país, que permite un ingreso notable a los agricultores y cuya experiencia contribuirá en Ecuador al cambio de la matriz productiva. De ahí  la asistencia técnica que ofrecerán los profesionales españoles en la escuela de riego que se implementará próximamente en Yachay.

El Proyecto de Irrigación cubrirá 17 provincias del Ecuador, de las que diez están en la Sierra (Carchi, Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Bolívar, Cañar, Azuay y Loja), y siete en la Costa (Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Santa Elena y El Oro).